DISEÑAR un JARDÍN

 

Consideraciones de diseño

El diseño de un jardín es equivalente al de los interiores de su hogar, para lo cual, el diseñador se sentará a conversar largamente con usted y cada integrante de la casa… aunque tenga 6 años…

Conversar con tu jardín

Al  diseñar un paisaje, siéntese solo, frente a ese vacío espacio –o lleno de cosas que Ud. ya no quiere- y traslade a su  mente las actividades que podrían llevarse a cabo en ese espacio. Compare cómo se está usando el espacio exterior con la manera que sería usada idealmente. Qué debe irse? Y qué se queda?

Imagínese a usted mismo o su familia, desplazándose por  el jardín y cuáles pasillos NO  pueden ser cambiados, tales como las rutas a la puerta de calle, al buzón de correo,  al canasto de basura,  o hacia los autos. Si usted instala un cantero en medio de esos “acostumbrados” caminos, probablemente después “lo salten” o atravesarán, aunque esté lleno de flores. También considere los árboles, las rejas y otros elementos que deben ser incluidos en el paisaje.

El ambiente natural: el sol y el suelo

Observe la ruta del sol y cómo se mueve por el paisaje. ¿Hay lugares del jardín que deben protegerse del sol durante el verano, pero expuestos al sol durante el invierno? Si es necesario, marque con estacas esta ruta, cual si fuera un enorme reloj. También considere los tipos de tierra y la disponibilidad de agua.

Desde la página usted contará con abundante información y listas de plantas de acuerdo a su situación y requerimientos según la especie. Fundamentalmente, considerando que estamos dentro del mismo país.

¿De cuánto dinero dispongo?

Siempre decimos… con plata, todo es más fácil. No solo porque no habría límites para algunos sueños, sino porque ni siquiera tendríamos que trabajar para conseguirlo. Pero estas dos “ventajas”, también tienen su contraparte.

El buen gusto no se compra y además, el placer de construir nosotros mismos, parte de ese sueño, tampoco. Diseñar nuestro jardín, no pasa por ir a un vivero y cargar nuestro auto de plantas… ni grandes, ni caras, ni raras. Todo decanta en una cosa que se llama SENTIDO COMÚN… que dicen, es el menos común de los sentidos.

Compare las ideas de paisajes con la cantidad de dinero que se tiene para el proyecto. Por lo general, para lograr un buen presupuesto uno debe invertir en un paisaje,  el diez por ciento del valor de la casa. Esta cantidad debe incluir no solo las plantas, sino que debe prever el sistema de riego y los elementos de construcción para la caminería, iluminación y demás, como pisos, cerramientos, revestimientos, madera para pérgolas y rejas si las necesitáramos.

Elaborar un plano

Siempre es ideal no enloquecerse, pretendiendo todo YA.  El jardín soñado  puede ser desarrollado a través de varios años, en la medida  que el presupuesto lo permita y los árboles alcancen el porte necesario;  muchos tendrán apenas un metro y medio al comprarlos

Lo que es muy importante, es hacer un proyecto o bosquejo, de forma de no gastar dinero en plantas que dos años después deberán irse porque las que nos gustaban han crecido y necesitan espacio. Sucede con los árboles, especialmente con las coníferas…¡ojo a los tamaños definitivos!

No hay que ser arquitecto para hacer un plano. Use papel cuadriculado, como el de la escuela y asigne un valor al tamaño de cada cuadradito. Así, cuatro cuadraditos equivaldrán a un metro  de su jardín. Dibuje la casa, la calle, los árboles que ya están, midiendo aproximadamente el largo y ancho de su sombra… le encantará hacer este trabajo y no se arrepentirá.

Y para las dudas, está nuestro correo… cero stresssssssssssss !!!!!!

Related posts

Leave a Comment