JARDINES FRONTALES

La entrada a la casa dice mucho de nuestra personalidad o forma de ser y en muchos casos, del mensaje que damos al visitante o transeúnte.

Puede que vivamos en esa competencia de quién tiene el jardín más hermoso o que busquemos “no verle la cara al vecino”, o que quien pase por la calle no advierta nuestra casa. Todos los mensajes son válidos. Pero deben tener un sentido para nosotros y el abandono del jardín o espacio externo a nuestra casa, no justifica La puerta frontal es el área más importante para cualquier hogar. Aun si la entrada principal es a través de la puerta del estacionamiento o por la puerta posterior de la casa, la entrada frontal es la cara que nosotros mostramos al mundo.

Por lo anterior, esta entrada frontal necesita reflejar quiénes somos y cuál es nuestro mensaje para el mundo externo. Es posible que usted quiera que la entrada principal indique “bienvenido”. O, tal vez usted sea un poco más inseguro y quiera hacer la entrada un poco más difícil para los desconocidos. Cada uno de estos diseños es apropiado, dependiendo en el propietario de la casa.

En general, piense en esos lugares entre la calle y su puerta frontal como series de “bloques de descanso”, mismos que empiezan en la calle y terminan en la puerta de su casa. Los bloques de descanso son áreas para que la gente se detenga, descargue el auto, toque el timbre, salga y discuta ofertas, etc.

El espacio entre dos bloques de descanso puede animar a la gente a moverse rápidamente de la calle a la puerta con el solo hecho de ser un pasillo directo. En contraste, usted puede crear interés y aminorar la fluidez por medio de la adición de diferentes diseños de pavimentación, diseñando una curva o ampliando la anchura de los pasillos que llevan hacia la entrada de la casa.